Nuestros recubrimientos anticorrosivos detienen y pasivan la formación de óxido y corrosión en todo tipo de metales y sus aleaciones. Depositan una película que desplaza la humedad sobre la superficie que previenen la formación de sustancias corrosivas y el inicio de reacciones electrolíticas. Es excelente como protección en estructuras, tanques, tuberías y otros componentes que transportan fluidos.