Nuestra nanotecnología mejora el rendimiento de prácticamente de cualquier producto a través de recubrimientos de fácil aplicación que pueden adherirse a una amplia gama de superficies.

Nanoshield tiene una amplia variedad de tecnologías en recubrimientos para superficies diversas capaces de funcionalizar numerosos tipos de sustratos o superficies para que sean altamente hidrofóbicos. Los tratamientos y recubrimientos hidrofóbicos de Nanoshield son repelentes al agua y ofrecen numerosos beneficios de rendimiento, además, estos son ultrafinos (nanoescala), ópticamente invisibles y altamente duraderos, actuando también como una solución de recubrimiento anti humedad, salinidad y abrasión. Otorgando numerosas ventajas de funcionalidad a las superficies de innumerables aplicaciones.

El ángulo de contacto mide que forma crea un líquido al entrar en contacto con un sólido. Cuando las fuerzas de adherencia son muy altas el ángulo es menor de 90º ya que el líquido se ve ‘atraído’ por el sólido y se extiende. En el caso del agua se denomina superficies hidrófilas. En el caso de que las fuerzas de atracción sean muy bajas la superficie tenderá a ‘repeler’ el líquido y el ángulo será mayor de 90º y en este caso el efecto es hidrofóbico. En el caso de encontrar estos comportamientos muy acentuados añadiremos el prefijo ‘super’ y tendremos las superficies superhidrofóbicas con angulo mayor a 120°.